Barron 03-00-htlm

ComercioExterior, vol. 49, núm. 3, México, marzo de 1999


Laagroindustria del tomate y las regiones pobres en México

María AntonietaBarrón y Fernando Rello

Profesoresde carrera de tiempo completo de la Facultad de Economía de la UNAM


Analizar el papel de la agroindustriaen la generación de ingreso y el mejoramiento de las condiciones de vida dela población rural en México es el objetivo de este trabajo. En variosartículos y en los programas gubernamentales de algunos países se hasostenido que la agroindustria es una forma de impulsar un desarrollo rural mássólido, incluyente y equitativo. Cabría entonces preguntarse, ¿haservido la agroindustria como un instrumento para disminuir la pobreza en las zonasrurales?

La agroindustria puede amenguarla pobreza rural de diversas formas. Por ejemplo, cuando mejora el acceso de lospequeños productores rurales a las tecnologías, el crédito ylos mercados o cuando los campesinos emprenden proyectos exitosos de microagroindustriaso participan en cooperativas o asociaciones que tienen empresas agroindustriales.Sin embargo, la más frecuente y de mayor efecto ocurre cuando las agroindustriasse convierten en un centro generador de demanda de fuerza de trabajo, creando empleospara campesinos y trabajadores de zonas rurales pobres.

Desafortunadamente no se cuentacon suficientes estudios de caso que analicen los efectos de la agroindustria enlos niveles de pobreza rural. La mayoría se concentra en examinar los aspectosen que aquélla se relaciona con la tecnología, el financiamiento ylas formas de asociación y comercialización. Los estudios relacionadoscon los mercados de trabajo en las agroindustrias dan cuenta de las condiciones devida y de trabajo y ofrecen muy poca información de sus efectos reales enlos niveles de ingreso y empleo en las regiones pobres.1

Para responder a esa ausencia,en este trabajo se estudia la agroindustria del tomate (AIT) en México y susefectos en el empleo en zonas rurales pobres; ello por las razones siguientes:
a] el efecto más importante de la agroindustria en el nivel de ingreso ruralen México proviene del crecimiento de la demanda de trabajo y la creaciónde empleo rural,
2 y b] la ait ha creado mercados regionales de trabajoa los que acuden campesinos indígenas y trabajadores provenientes de las zonasrurales más pobres del país, de las que cada año parten pormiles para trabajar en los campos tomateros del norte de México. Por tanto,el objetivo específico es examinar los efectos de la ait en el ingreso y elbienestar de familias de los migrantes en su lugar de origen, los pueblos y comunidadespobres de Oaxaca. Dichos trabajadores acuden a los campos de la AIT en Sinaloa yBaja California, en el noroeste de México.3

 

La oferta detrabajo en zonas pobres y expulsoras de mano de obra

A manera de hipótesis puedeplantearse que la oferta de trabajo proveniente de zonas rurales marginadas depende,entre otras cosas, del grado de la pobreza prevaleciente y de la escasez de empleos.Si aquélla aumenta y las condiciones de vida se deterioran, crece el incentivoa emigrar o buscar fuera de la agricultura y la región otras fuentes de empleoe ingreso que la economía regional no ofrece. En el último decenio,como resultado de la aplicación de programas de ajuste estructural y de reformasrurales, la pobreza en el campo mexicano aumentó y la migración internay externa se elevó de manera significativa, con la diferencia de que la internapermite la sobrevivencia y la externa cierta acumulación. En el lapso 1984-1992la pobreza extrema en las áreas rurales aumentó de 6.7 a 8.8 millonesde habitantes.4 Con base en las líneas de pobreza para calcularmagnitudes de población marginada similares a las de la cepal, se concluyóque ese flagelo es masivo en los ejidos de México: 47.3% de los ejidatariosera pobre y 34% sufría extrema pobreza en 1994, lo que coincide con la estimaciónde la cepal de 46% de pobres en el campo en 1992.5

En México se cuenta consuficiente información para concluir que la principal respuesta de las familiasrurales al recrudecimiento de sus condiciones de vida ha sido buscar ingresos fuerade la agricultura.6 Para las familias rurales más pobres los ingresosextraagrícolas son muy importantes. Por ejemplo, los minifundistas con menosde dos hectáreas, quienes por sus raquíticos recursos naturales seencuentran entre los más pobres, en 1994 sólo obtuvieron de la agriculturay la ganadería 18% de sus ingresos familiares, mientras que 47% provino desalarios y autoempleo. Las remesas de los emigrantes de otras regiones de Méxicoy de Estados Unidos representaron otro tercio de su ingreso, lo que indica la granimportancia que para las familias rurales pobres en México tienen los ingresosprovenientes de la emigración.

Las regiones de alta migraciónen Oaxaca a las que se refiere este artículo, los Valles Centrales y la Mixteca,son pobres y tienen un elevado grado de marginación debido, entre otros factores,a su dependencia respecto a empleos no calificados y mal remunerados, a que son áreasalejadas, pobres y que casi no generan trabajo, y a que su capital humano es escaso.Los recursos naturales de ambas regiones son muy raquíticos: terrenos de maltemporal, suelos delgados, rendimientos por hectárea de entre 250 y 300 kilosde maíz y terrenos con pendientes elevadas, particularmente en la Mixteca,en donde 30% del territorio está totalmente erosionado y otra quinta parteestá en proceso de degradación.

Prevalece el minifundismo y eltamaño de los predios es insuficiente, en la mayoría de los casos,para mantener a una familia. Ambas regiones disponen de una infraestructura físicapoco desarrollada. La mayoría de los caminos son de terracería y quedaninutilizados durante la época de lluvias. Al no haber industrias, las actividadeseconómicas se reducen a la agricultura de subsistencia, complementada conel comercio, los servicios y la producción familiar de mezcal. Los empleosque se crean cada año son escasos, en su mayoría autoempleos en laartesanía local del tejido de artículos de palma que se venden a preciosirrisorios; la agricultura es tan precaria que no ofrece empleos remunerados. Enlos Valles Centrales el analfabetismo abarca a la mitad de la población yotra cuarta parte no ha terminado la educación primaria. Este problema esaún mayor en los pueblos emigrantes de la Mixteca.

La pobreza en estas regiones eselevada y ha ido en ascenso: 74% de la población mixteca tenía en 1970un ingreso inferior a dos salarios mínimos, lo que los colocaba debajo dela línea de pobreza. En 1990 este porcentaje había crecido a 80. Frentea esta precariedad y la falta de empleos, la respuesta de las familias ha sido emigrar;unos lo hacen hacia el noroeste, para trabajar en los campos de hortalizas.7

¿Qué importanciatiene la emigración en la estrategia de sobrevivencia familiar en las zonasmarginadas de Oaxaca? Toda la información indica que una fundamental. La mayoría
de la población emigra. Son pueblos de trabajadores migrantes temporales.

Una encuesta aplicada en Coatecas(Valles Centrales) indica que de las 217 unidades familiares censadas, 87% tienenmiembros migrantes; 72% va a trabajar a Sinaloa a los campos de tomate y hortalizas,14% a Sinaloa y Baja California y 5% a Baja California, lo cual muestra la gran importanciaque tiene para estos pueblos marginados de Oaxaca el empleo creado por la ait.8

La mayor parte de los miembrosde la familia emigra. En la mitad de las familias encuestadas salen entre 1 y 3 miembros;en 34% de los casos lo hacen entre 4 y 6, y en 16%, entre 7 y 14. En 32% de las familiasemigran todos sus miembros. Desde hace muchos años la migración hadejado de ser un asunto privativo de los hombres: 43% de los emigrantes son mujeres.En estos flujos también participan los niños: 29% de los migrantesson menores de edad.

 

 La AIT,eje del mercado laboral

Los altos requerimientos de fuerzade trabajo que exigen la producción y el empaque de jitomate y otras hortalizaslle-va a crear un amplio mercado regional de mano de obra. Se estima que sóloen Sinaloa se concentran 135 000 jornaleros migrantes procedentes de varias regionesdel país.9 De acuerdo con otro cálculo, cada añoSinaloa contrata un promedio de 160 000 jornaleros para el trabajo de campo, sincontar a otros 10 000 que laboran en las empacadoras.10

La complementariedad de la cosechade hortalizas entre las dos regiones productoras más importantes permite quelos jornaleros mantengan su contrato durante casi todo el año. Así,en Sinaloa la cosecha dura de septiembre a abril y en Baja California comienza enmayo o junio y continúa hasta agosto.11

La demanda de trabajo depende deldinamismo de las empresas hortícolas, de su desarrollo tecnológicoy del aumento de la superficie cultivada. Las AIT que participan en los mercadoslaborales del noroeste son empresas modernas, grandes, diversificadas, que operanen varias regiones y están en proceso de asociarse con otras empresas nacionalesy extranjeras de los rubros agroindustrial y financiero. Las más importantescontrolan entre 1 000 y 2 500 hectáreas, propias y rentadas, en las cualesse aplica la tecnología más moderna. Sus propietarios se han convertidoen prósperos exportadores y los más destacados son además grandescomerciantes, dueños de bodegas en los mercados mayoristas de la Ciudad deMéxico y Guadalajara.12

Las tendencias recientes de laproducción y exportación de hortalizas indican un crecimiento moderadoque no ha correspondido con las expectativas que se esperaban del Tratado de LibreComercio de América del Norte (TLCAN); sin embargo, la AIT ha crecido en tamaño.

La tecnología de la AITsiempre ha sido intensiva en mano de obra, a pesar de su continua modernización.La producción de plántula en invernadero o campo, la implantaciónde estacas, las actividades de cultivo, cosecha,13 asícomo la selección de los productos en los empaques, son todas tareas manuales.Se calcula que el número de jornadas de trabajo por hectárea de jitomatecorrespondiente a la tecnología previa a la ferti­irrigación,asciende a 122, realizadas por trabajadores asalariados, en comparación conlas 29 jornadas necesarias para la producción de maíz, cubiertas ensu mayoría con trabajo familiar.

La AIT opera en un entorno de ferozcompetencia internacional por el control de los mercados finales de productos hortícolasde Estados Unidos y Canadá. La modernización tecnológica formaparte de esta lucha comercial. En los últimos años los horticultoresmexicanos comenzaron a cubrir la brecha tecnológica que los separaba de suscompetidores y a introducir la plasticultura y la ferti­irrigación,tecnología que tiende a elevar los requerimientos de mano de obra por hectárea,en particular porque al incrementar los rendimientos de 30 a 60 toneladas o máspor hectárea, exige más trabajadores para la cosecha manual, tareano calificada que ejecutan los emigrantes, así como para la selecciónpara el empacado.

Al mismo tiempo que se utilizaesta nueva tecnología, se usan formas flexibles y ad hoc de organizacióndel trabajo. Por ejemplo, se emplea más mano de obra especializada en lasnuevas técnicas de producción y mejor remunerada (ingenieros y técnicos)que se encargan de vigilar el proceso de producción, y se sigue utilizandola fuerza de trabajo no calificada y mal pagada de los migrantes temporales indígenaspara la cosecha, en tanto que la mano de obra femenina local se ocupa del empaquede la producción.14 El mayor tonelaje de las cosechas que resulta delincremento de la productividad se maneja con la contratación de mástrabajadores migrantes y mujeres conforme a los métodos tradicionales.15Se presencia una combinación de tecnologías productivas modernas conviejas formas de organización del trabajo.

A la AIT le resulta muy convenientedisponer de una mano de obra barata que puede emplear a la entera conveniencia desus métodos y ritmos de producción. Las labores de campo y cosechalas realizan migrantes indígenas muchas veces familias enteras, incluidoslos niños, a los que se emplea de manera temporal, durante los seis mesesal año que dura el ciclo agrícola, a destajo o por día, perocon cuotas mínimas diarias de tonelaje cosechado, con bajos salarios y casisin ninguna prestación laboral. A este uso de la mano de obra algunos autoreslo denominan "trabajo precario" o "minorización" porqueimplica una forma de desigualdad o discriminación fincada en la etnia, elgénero o la clase.

La estrategia básica dela AIT consiste en combinar la inversión en tecnologías modernas conel uso intensivo de fuerza de trabajo barata, la cual constituye la base de sus ventajascompetitivas. La posibilidad de encontrar trabajadores a bajo costo y en las cantidadesy tiempos requeridos por las empresas es muy importante para éstas. Por ello,ponen en práctica formas para asegurarse el suministro de este factor de laproducción. Si bien algunos jornaleros llegan por su cuenta a las regionesdemandantes, la mayoría de ellos son contratados o enganchados por las empresasen sus lugares de origen. Así, unos días antes del período decosecha el patrón contrata enganchadores que van de Sinaloa a las regionesexpulsoras de mano de obra de los estados de Oaxaca o Guerrero.16Los enganchadores llegan con autobuses a una localidad en fechas por todos conocidasy comienzan a apuntar gente y cuando reúnen a 50 o 60 personas las transportanhasta Sinaloa. Los llevan con la promesa de regresarlos a los tres meses si es sudeseo, pero con frecuencia este período se prolonga hasta por seis meses,al no saber cómo regresar o porque ello les significa reducir significativamentesus ahorros.17 Cuando concluye la cosecha en Sinaloa el patrónregresa a algunos a su comunidad, a otros los lleva a sus campos en Baja Californiay unos más se van por su cuenta a esta entidad.

Cabría preguntarse si laAIT es un tipo de empresa basada en la mano de obra barata. Es indudable que la existenciade trabajo migrante a bajo costo le representa una gran ventaja y beneficio. Se observaaquí que la pobreza de una región es favorable al desempeñode la AIT. Ésta se beneficia de los flujos de mano de obra mal pagada porquemantienen bajos los costos laborales de las empresas y alto los niveles de competenciay lucro. Sin embargo, la competitividad de la AIT no sólo depende de los bajossalarios, sino también de su demostrada capacidad para modernizar sus tecnologíasy aumentar su productividad.

 

Tendencias recientesde la oferta de mano de obra y condiciones de vida

Las tendencias recientes del mercadode trabajo en el noroeste están marcadas por un hecho muy importante paralos migrantes: la oferta de trabajo ha crecido más rápidamente quela demanda.18 Ello se observa por el notable incremento de quienesse incorporaron al mercado de trabajo en 1997 respecto a 1995. Este grupo de jornalerosque emigraron por primera vez a San Quintín aumentó de 31 a 44 porciento del total de migrantes hombres y de 29 a 50 por ciento en el caso de las mujeres.Si bien es cierto que algunos de estos trabajadores emigraron a Sinaloa en añosanteriores, ello no invalidaría esta tendencia e indicaría una prolongacióndel ciclo migratorio.

Los desajustes entre la ofertay la demanda de mano de obra presentan una tendencia a la saturación de losmercados de trabajo que tiene significativos efectos negativos en los salarios realesde los jornaleros, los métodos de contratación de la AIT y las condicionesde vida de los jornaleros. La AIT ha aprovechado la abundante oferta de trabajo paracontratar preferentemente al sector de la población que se encuentra en suetapa de mayor vigor físico y experiencia y ha reducido la contrataciónde niños.

La AIT se ha inclinado por lasformas de contratación a destajo o por tarea, que implican una intensificacióndel uso de la mano de obra. Esta forma de contrato es conveniente en términosde ingreso para ambas partes. Para la AIT representa una reducción del costode la fuerza de trabajo19 y para los jornaleros un aumento importante de susingresos, pero a costa de un desgaste físico considerable y del agotamientoprematuro de su capacidad de trabajo. La disminución del empleo de niñossignifica para las familias migrantes una reducción de sus ingresos.20

 

Evaluaciónde los efectos de la AIT

Repercusionesen los salarios

Los salarios pagados por la AITson parecidos a los prevalecientes en otras regiones de agricultura comercial delpaís y por tanto no contribuyen, por su monto, a mejorar el ingreso de lostrabajadores ahí ocupados. En la temporada octubre de 1998-mayo de 1999 lossalarios pagados en Sinaloa fueron de 42 pesos por jornada de ocho horas. Todos losjornaleros entrevistados declararon haber recibido esa cantidad, lo que indica quela política de la AIT es pagar salarios homogéneos, ligeramente superioresal salario mínimo legal vigente, aunque en términos reales se ha registradouna caída.21 A los trabajadores más especializados (regadores,apuntadores, mayordomos) se les pagan 60 pesos por día. Cabe agregar que enBaja California, donde la mano de obra migrante es más escasa, la AIT empleael sistema de pago a destajo para intensificar el uso de la fuerza de trabajo. Losmigrantes, que prefieren este sistema porque sus ingresos son mayores, ganaron enpromedio 60 pesos por día.

Estos salarios son superiores alos que se pagan en las localidades de los migrantes, quienes reciben en promediounos 30 pesos por día, pero este diferencial salarial no tiene mucha relevanciapráctica porque el trabajo disponible en las comunidades es muy escaso. Lossalarios prevalecientes en otras zonas, por ejemplo en el corte de café enla costa de Oaxaca, son casi idénticos a los del noroeste. Algunos trabajadoresdejan de emigrar porque encuentran empleos mejor pagados en la ciudad de Oaxaca.Es el caso de un cortador de ladrillos que ganó a destajo 100 pesos por día.Todo esto indica que el monto de los salarios que la ait paga no contribuye a elevarel ingreso de las familias migrantes, sino sólo permite su sobrevivencia;más aún, debido al proceso inflacionario los salarios reales han bajado.En 1995 65% de las familias ganaba menos del equivalente a dos salarios mínimoslegales jornaleros, porcentaje que en 1997 llegó a 85.

 

Efecto en elempleo

La creación de empleo esel principal efecto positivo de la AIT contra la pobreza. Ésta es su principalcontribución a la economía de regiones pobres. La ventaja que el trabajadormigrante encuentra en la AIT es que puede contar con un empleo estable y seguro durantevarios meses al año,22 algo imposible en sus lugares de origen. No sorprendeencontrar que los tiempos de migración son largos porque a mayor lapso demigración corresponde siempre más ingreso y un ahorro mayor que elmigrante lleva de regreso a su pueblo. Las entrevistas revelaron que el tiempo mínimode migración es de tres meses, el más frecuente de seis y hay familiasque emigraron hasta un año y medio. Esta información coincide con losdatos de otra encuesta de jornaleros llevada a cabo en la región típicamentemigrante de Coatecas Altas, localizada en los Valles Centrales de Oaxaca. De acuerdocon esa encuesta, en la cual se entrevistaron a 636 migrantes, 27% salió desu comunidad por un período de entre dos y cinco meses, 66% lo hizo por unlapso de entre seis y nueve meses y 7% por más de diez meses.23

Se trata de una emigracióntemporal y no definitiva en la gran mayoría de los casos. Casi todos los migrantesoaxaqueños de zonas marginadas regresan a sus lugares de origen, aunque algunosjóvenes optan por abandonarlos de manera definitiva. Esto podría estarrelacionado con su bajo nivel de educación que les impide encontrar trabajosmejor remunerados y de mayor duración, constriñéndolos a realizarlas tareas agrícolas más duras y peor pagadas.

Interrogados sobre sus posibilidadesde emigrar a Estados Unidos, respondieron que eran casi nulas porque no pueden sufragarlos elevados costos de la emigración internacional y no tienen relacionesallá. En cambio, señalaron, Sinaloa es un lugar conocido y tienen personasde su confianza en las empacadoras. Muchos se emplean con los mismos patrones delas emigraciones anteriores.

La AIT crea una demanda de manode obra que tiene importantes efectos multiplicadores en las regiones donde opera.Muchos trabajadores provienen de los Altos de Sinaloa, re- gión serrana máspobre, cercana a las planicies irrigadas donde se siembra el tomate. Cabríapreguntarse si los flujos de trabajadores oaxaqueños no desplazan a los trabajadoressinaloen-ses, aunque no parece ser el caso. Se carece de registros de desempleo enlas zonas rurales de Sinaloa, un estado con gran dinamismo económico. De haberexcedentes locales de mano de obra, los empresarios de la AIT no tendríanque gastar en el enganchamiento de los trabajadores migrantes, quienes re-ciben elmismo salario que los jornaleros locales. También cabría preguntarsi la migración no tiene efectos negativos en las zonas expulsoras debidoa la falta de trabajadores. Tampoco es el caso porque en ellas la demanda de trabajadoreses muy débil debido al bajo ritmo de actividad económica. Los campesinosmigrantes regresan a tiempo a sus zonas de origen para sembrar sus parcelas.

 

Efectos en elingreso

¿Cuál es el efectode la migración y el trabajo en la AIT en el ingreso familiar? Ante la pregunta¿por qué emigra?, la respuesta de todos los entrevistados fue "porqueaquí no hay trabajo y nuestra tierra no da suficiente para vivir". Lamigración aporta el trabajo y el ingreso necesarios para sobrevivir.

Con el propósito de estimarel ingreso, el gasto en alimentación, el ahorro del migrante y el destinodel ahorro en las zonas de origen, se entrevistó a 16 miembros de familiasmigran- tes, de las cuales 14 trabajaron en Sinaloa y Baja California en el cortedel tomate y otras hortalizas24(véase el cuadro).

El ahorro de los migrantes es variable,según la estrategia migratoria de cada familia, pero en todos los casos essignificativo si se toma en cuenta que: a] la economía maicera de subsistenciay las fuentes de trabajo en la localidad no pueden garantizarle a ninguna familialos ingresos suficientes para su sobrevivencia, y b] el gasto familiar en comidaes relativamente bajo, el cual se ha estimado en 212 pesos semanales o 5 512 pesossemestrales para una familia de cinco miembros. Casi todas las familias obtuvieronahorros superiores a esta última cifra, lo que significa que pueden vivirseis meses en sus localidades sin necesidad de ingresos adicionales. El patrónmigratorio más común consiste en trabajar seis meses en el noroestey seis meses en Oaxaca, lo que permite la satisfacción de las necesidadesbásicas de los jornaleros a un nivel de subsistencia elemental.

El destino del ahorro migranterevela su significado para las familias. Todas afirman dedicarlo a la alimentacióny al gasto de la casa, o sea a la sobrevivencia. Algunas familias lo invierten enel arreglo de la casa, la compra de animales, fertilizante y una yunta, y una solafamilia dijo haber comprado tierra, estableciéndose una clara relaciónentre el nivel de ahorro y el tipo de gasto.

 

 

 C U A D R O

 

 Ahorro de familias migrantes y sus determinantes, 1999

 Familia

 Ahorro1

 Semanas que pueden alimentarse con el ahorro2

 Tiempo de migración3

 Trabajadores

 Coeficiente de dependencia4

 A

  37 720

 178

 76

  2

 1.00

 B

 32 032

 151

 52

 4

 1.00

 C

 23 850

 112

 52

 4

 1.25

 D

 18 060

 85

 21

 5

 1.00

 E

 13 420

 63

 22

 4

 1.00

 F

 12 180

 57

 29

 5

 1.00

 G

 12 118

 57

 16

 4

 1.00

 H

 11 808

 56

 16

 4

 1.00

 I

 10 496

 49

 16

 4

 1.75

 J

 8 928a

 42

 24

 4

 1.00

 K

 7 920

 37

  24

 2

 1.00

 L

 7 750

 36

 8

 2

  2.00

 M

 6 688

 31

 22

 3

 1.00

 N

  4 876

 23

 23

 3

 1.30

 Ñ

  2 025

 10

 16

 1

 1.00

1. En pesos. El ahorro es iguala los ingresos menos el costo de una canasta básica de alimentos definidapor los propios entrevistados. 2. Número de veces el costo de la canasta dealimentos semanal de una familia de cinco miembros en las zonas de origen. 3. Semanas.4. Número de migrantes de la familia entre el de migrantes trabajadores.

a. Ingresos correspondientes a1998.

Fuente: elaboración propia,basada en entrevistas a familias.



Otra forma de estimar el efecto del ingreso migratorio resulta de comparar la situaciónde familias migrantes con las que no migran. El cuestionario incluyó la pregunta"¿las familias que no emigran tienen más dificultades económicas?"Todas las respuestas fueron afirmativas. Las razones aducidas fueron: "los quese quedan no tienen trabajo ni ingresos" y "la pasan duro porque casi notienen qué comer". Otro ejemplo son las autoridades del pueblo que sonobligadas por la comunidad indígena y la cultura a la que pertenecen a servirgratuitamente por períodos de uno a tres años. Durante este lapso sólopueden atender sus parcelas y realizar pequeños trabajos. Dado que casi notienen ingresos, quienes carecen de hijos en edad de emigrar tienen que pedir prestadoo vender sus animales, con lo que se descapitalizan.

¿Cuáles son los factoresdeterminantes del ingreso y el ahorro de los migrantes? Los principales son, sinduda, el tiempo de migración y el número de trabajadores por familia.25Deellos depende claramente la magnitud de ambas variables, como puede observarse enel cuadro. La estrategia de migración consiste en colocar en el mercado laboralal mayor número de miembros de la familia y en emigrar el mayor tiempo posiblesin abandonar el cultivo de la parcela. Esto explica por qué salen familiasenteras y duran varios meses fuera. 26

Se partió de la hipótesisde que a menor coeficiente de dependencia familiar (número de miembros dela familia entre número de trabajadores), el ingreso y el ahorro seríanconsecuentemente mayores, pero los datos indican que no es un factor importante porqueen la mayoría de los casos este coeficiente es igual a la unidad, lo que significaque la estrategia familiar es llevar sólo a hijos en edad de trabajar, enla medida de lo posible.

El hecho de que la AIT acepte contratarmenores de edad expresa escasez absoluta de fuerza de trabajo y explica el bajo coeficientede dependencia de las familias de jornaleros y, sobre todo, representa una gran ventajapara ellas puesto que así elevan significativamente sus ingresos.

En el actual marco de aguda competenciacomercial entre los horticultores mexicanos y estadounidenses, estos últimosestán
presionando a ambos gobiernos para que se evite el trabajo infantil, puesto que segúnellos los coloca en desventaja. Este argumento es falso porque el salario recibidopor los niños es igual al de los adultos (en ocasiones éstos les ayudana completar ciertas cuotas mínimas fijadas por las empresas para tener derechoal salario diario). La prohibición del trabajo infantil en los campos tomaterosrepresentaría un duro golpe a la economía de las familias emigrantes
27y afectaría a los propios niños, aunque debe reconocerse que las condicionesde trabajo en los campos de Sinaloa y Baja California son bastante duras para ellos.

Otro factor que afecta al ingreso/ahorroes que se pague o no el transporte de los jornaleros hasta el noroeste, pues implicauna cantidad considerable (1 050 pesos de San Quintín, Baja California, aOaxaca y como 800 pesos desde Culiacán, Sinaloa). El financiamiento de estecosto por parte de la AIT constituye un ahorro importante para las familias jornaleras.En menor medida, el pago a destajo por períodos largos y el monto asignadoa la alimentación familiar contribuyen a formar el ahorro total.

El gasto en alimentacióndetermina el nivel de vida de los jornaleros en las regiones donde opera la AIT.La mayoría de ellos afirma que comen mejor ahí que en sus pueblos,en parte porque pueden recolectar hortalizas que complementan su dieta tradicionaly porque tienen asegurada la compra diaria de alimentos. En cualquier consideraciónsobre el nivel de vida de los jornaleros en los campos de la ait, habría quetomar en cuenta las difíciles condiciones de trabajo en las que operan.

 

Efectos en laproducción y el consumo en las zonas de origen

En la bibliografía hay undebate sobre el efecto del ingreso migrante en la capacidad productiva de las regionesexpulsoras. Se sostiene que ese flujo es positivo en la medida en que se invierteparcialmente en fertilizantes, en la compra de medios de producción y en elmejoramiento de la infraestructura local. En el caso de las regiones oaxaqueñasestudiadas, muy pocos campesinos dijeron haber invertido su ahorro migrante de estamanera. La gran mayoría dijo que el ahorro sólo sirve para sobrevivir.Tampoco se observó la aplicación de nuevas tecnologías o conocimientosagrícolas, fruto del aprendizaje en las zonas tomateras. A manera de hipótesis,la falta de inversión productiva podría explicarse por la mala calidadde los suelos (delgados, erosionados y de bajísima productividad) que hacemuy poco atractivo el gasto productivo. Podría añadirse tambiénque los campesinos de estas regiones consideran a la migración como su ocupaciónprincipal y a la agricultura en su predio como algo complementario; en cambio, elingreso migrante tiene efectos indirectos muy importantes en el ingreso y el empleolocales mediante la compra de artículos de consumo. El gasto de los migrantesvivifica los pequeños negocios de los pueblos circundantes y las pequeñasciudades de la región.

 

Implicacionespara la sustentabilidad

La migración temporal nocrea condiciones para un desarrollo sustentable en las regiones de origen. En otraspalabras, las fuentes de empleo creadas por la AIT son vitales para los jornalerosmigrantes porque les brindan ingresos muy difíciles de obtener en sus pueblosmarginados y pobres de Oaxaca. Sin estos ingresos muchos hubiesen abandonado suspueblos o vivirían en ellos en mucho peores condiciones de vida. Sin embargo,la mayoría del ingreso migrante se destina a la sobrevivencia y muy poco seinvierte en el acrecentamiento del capital natural, físico o humano de estascomunidades; esto es, no mejora las condiciones para un crecimiento endógeno.Por ejemplo, el ingreso extra no es suficiente para comprar tierra, salvo en contadoscasos, o fertilizante, y las prolongadas ausencias se revierten en el descuido delas parcelas. El trabajo migrante de muchos niños impide que éstosasistan con regularidad a la escuela, reproduciéndose los altos niveles deanalfabetismo prevalecientes en Oaxaca, así como el bajo nivel del capitalhumano. Este aspecto reviste una gran importancia, pues la educación es unmecanismo fundamental para acceder a empleos mejor remunerados. Debido a su deficientepreparación los jornaleros están condenados a ocupar los puestos másduros y peor pagados y si el nivel educativo de los niños no mejora, seguirántrabajando y ganando como sus padres, reproduciendo sus condiciones de pobreza. Ensuma, se recrea el esquema agricultura de infrasubsistencia-trabajo migratorio, unaforma de vida no sustentable que entraría en crisis si por alguna razónse interrumpiese el flujo migratorio.

 

Conclusiones

1) El empleo en la AIT resultacrucial para la sobrevivencia de pueblos enteros de Oaxaca y otras entidades quese encuentran en condiciones de extrema pobreza. Sin esta fuente de empleo el nivelde vida de estas comunidades sería mucho peor.

2) Este efecto positivono obedece a los buenos salarios y prestaciones laborales ofrecidos por la AIT, queson bajos y malas y que contrastan con las ganancias y prosperidad de empresas grandesy modernas. Dicho efecto positivo responde más bien al contexto de pobrezaextrema en el que viven los migrantes y a la falta de dinamismo de las economíasregionales donde residen. Frente a ese panorama de casi cero alternativas y en un
marco económico nacional que crea pocos empleos, la migración temporala los campos del noroeste del país es fundamental e insustituible.

3) El efecto positivo enel empleo de los campesinos pobres se ve minado por las condiciones precarias enque viven y trabajan en la AIT.

4) En las discusiones delTLCAN se planteaba que el sector hortofrutícola de exportación generaríagrandes beneficios para México. Aunque es verdad que las hortalizas de exportaciónalivian el desempleo rural, también lo es que no lo resuelven.

5) El ingreso migrante permitela sobrevivencia de las familias, pero no aporta casi nada al capital de la comunidady por tanto no contribuye a crear condiciones locales para un desarrollo endógeno.No representa un desarrollo sinérgico, que eleve la capacidad productiva delas regiones expulsoras como sucede en las regiones de trabajo, sino una relaciónasimétrica.

6) Ante este panorama, podríaproponerse que la AIT, que obtiene cuantiosas ganancias, adquiera mayor responsabilidaden el combate a la pobreza en los pueblos migrantes sin comprometer su capacidadcompetitiva. Las acciones podrían ser colaborar más profundamente enprogramas educativos, en la instalación de aulas, el pago a profesores, enel apoyo al acarreo de material de construcción o fertilizantes a los pueblosde origen28 y en general mejorar las condiciones de vida y trabajode los jornaleros migrantes en las regiones de atracción. Por supuesto, losgobiernos federal y estatales deberán fortalecer sus acciones orientadas alcombate a la pobreza, en particular en la creación de infraestructura físicay social. Los caminos y las escuelas son estratégicos para una poblaciónque mucho ha aportado a las entidades expulsoras.

 

Notas al pie

1. L. Arizpe yJ. Aranda, Empleo agroindustrial y participación de la mujer en el desarrollorural, Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias, UNAM, México,1989, p. 270; M.A. Barrón, Empleo en la agricultura de exportaciónen México, Juan Pablos-UNAM, México, 1997, p. 182, y S. Lara (coord.),Jornaleras temporaleras y boias frias. El rostro femenino del mercado de trabajorural en América Latina, unrisd/Nueva Sociedad, Caracas, Venezuela,1995, p. 234.Regresara nota 1

2. En Méxicola producción y el empaque de productos hortofrutícolas, en particularde jitomate, representan la agroindustria más importante en lo que respectaa la generación de valor y creación de empleos. En sólo 4% dela superficie agrícola cultivada en México se obtiene 18% de la producciónagrícola y la mitad de las exportaciones agrícolas. Debido al carácteraltamente intensivo en trabajo de sus técnicas de producción, estaagroindustria genera más de 20% del total de jornadas de trabajo del sectoragrícola mexicano.Regresara nota 2

3. Sinaloa es elprincipal estado productor y exportador de hortalizas, seguido de Baja California.La mayor parte de los trabajadores que laboran en esos campos proviene de regionespobres de Oaxaca, aunque también de las zonas pobres de Guerrero.Regresara nota 3

4. INEGI-CEPAL,Magnitud y evolución de la pobreza en México, 1984-1992, México,1993, p. 198.Regresara nota 4

5. A. de Janvry,G. Gordillo y E. Sadoulet, Mexico's Second Agrarian Reform. Household and CommunityResponses, 1990-1994, Center for us-Mexican Studies, University of California,San Diego, La Jolla, 1997.Regresara nota 5

6. Tres encuestasrecientes de hogares ejidales brindan información sobre las fuentes de ingresofamiliar y su evolución. Las dos primeras las realizó la Secretaríade la Reforma Agraria en 1990 y 1994, y la tercera el Instituto de Desarrollo Agrarioy el Banco Mundial en 1997.Regresara nota 6

7. Las familiasrurales de Oaxaca tienen patrones migratorios distintos. Unas optan por ir al noroeste,otras comienzan a buscar suerte en Estados Unidos y otras emigran a las ciudadeso a otras zonas agrícolas.Regresar a nota 7

8. Esta encuestafue elaborada por M. Ortiz, "Familias campesinas en condiciones de muy altamarginación en Oaxaca. El caso de Coatecas Altas", mimeo., 1998.Regresara nota 8

9. Estimacióndel Programa de Jornaleros Agrícolas, Sedesol.Regresar a nota 9

10. UniónNacional de Productores de Hortalizas, Informe Anual, 1990.Regresar a nota 10

11. En los últimosaños, el incremento de la superficie cultivada de hortalizas en regiones cercanasa San Quintín ha permitido ampliar el período de estancia de los jornalerosen la entidad.Regresara nota 11

12. Un análisisactual de las características de la ait se encuentra en S. Lara y H. de Grammont,"Reestructuración productiva y mercado de trabajo rural en las empresashortícolas", en H. de Grammont (coord.), Empresas, reestructuraciónproductiva y empleo en la agricultura mexicana, Plaza y Valdés Editores,México, 1999, p. 265, y F. Echánove, "Los empresarios hortícolasy sus procesos de integración y diversificación", en H. de Grammont(coord.), op. cit.Regresara nota 12

13. En contrastecon la cosecha mecanizada prevaleciente en Estados Unidos.Regresar a nota 13

14. La AIT tieneun efecto en el nivel de empleo local y el ingreso de las regiones donde estásituada, el cual no se ha estudiado en este artículo. Es el caso de la demandade mujeres jóvenes que laboran en los empaques, las que constituyen un segmentolaboral muy dúctil y maleable.Regresar a nota 14

15. Por día,por semana, aun cuando los lleven por tres o cuatro meses, y a destajo o por tarea.Regresara nota 15

16. Tambiénvan a algunas regiones de Veracruz, Chiapas, Nayarit y otras regiones donde se asientanindìgenas o campesinos muy pobres.Regresar a nota 16

17. Al camiónse suben familias enteras que llevan tortillas y a veces carne seca para resistirun viaje de dos o tres días. El patrón le paga al chofer sus gastosy le da dinero para alimentar a los jornaleros, cosa que no sucede. Al llegar a Sinaloale paga una comisión de 100 pesos por cada jornalero, sin contar a los niños.Regresara nota 17

18. Esta observaciónse basa en un estudio comparativo (1995-1997) sobre la creación de empleode la ait en San Quintín, Baja California, M.A. Barrón, op. cit.Regresara nota 18

19. En Sinaloa,en 1999 le pagaron a los jornaleros 42 pesos por día, con una cuota mínimade 40 cubetas cosechadas, es decir a 1.05 pesos la cubeta. En cambio, con el sistemade pago a destajo las empresas pagaron 0.70 pesos por cubeta. Los trabajadores másfuertes y hábiles cosecharon 100 cubetas y más, con lo que aumentaronsu salario diario, pero a costa de extremar la intensidad de la jornada de trabajo.Regresara nota 19

20. Todas lasfamilias entrevistadas afirmaron que los salarios pagados a los niños es unaparte importante del ingreso familiar. El Programa Nacional de Jornaleros en Oaxacaestima que la contribución de los niños al ingreso de las familiasasciende a 30%. En teoría, el hecho de que los niños no trabajen yvayan a la escuela sería algo positivo, pero ello no ocurre por falta de programaseducativos continuos para niños migrantes.Regresar a nota 20

21. El salariomínimo legal se ha deteriorado mucho en términos reales y dejó,desde hace mucho, de corresponder al costo de una canasta básica.Regresara nota 21

22. En el casode los jornaleros migrantes definitivos o de la localidad, la seguridad en el empleono se da y puede producirse desempleo involuntario parcial, es decir, que se tengatrabajo sólo unos cuantos días de la semana, en tanto que para losmigrantes enganchados el no trabajar toda la semana es voluntario.Regresar a nota 22

23. M. Ortiz,op. cit.Regresara nota 23

24. Dieciséisentrevistas parece una muestra muy pequeña. Sin embargo, no lo es en estecaso porque la población estudiada es muy homogénea.Regresar a nota 24

25. Aquíno se hace ninguna comparación con las migraciones internacionales pues noes el propósito; sin embargo, se observa cómo en general las familiasde emigrantes internacionales, de principio, tienen capacidad de acumulación.Regresara nota 25

26. Los jornalerosque emigran muchos meses y no pueden regresar en mayo para sembrar sus tierras entranen acuerdos de aparcería con vecinos o conocidos.Regresar a nota 26

27. El ProgramaNacional con Jornaleros Agrícolas estima que de 30 a 35 por ciento del ingresofamiliar lo generan los niños.Regresar a nota 27

28. En el pasadose dieron algunos intentos en ese sentido.Regresar a nota 28



Revista Interactiva
Su Opinión
Busqueda Personalizada
Busqueda Interna
Números Anteriores
  •     2011 - 2014
  •     2001 - 2010
  •     1991 - 2000
  •     1981 - 1990
  •     1971 - 1980
  •     1961 - 1970
  •     1951 - 1960